jueves, 10 de noviembre de 2016

LECTURA: TU CACA TE CURA (3º ESO-LOMCE)

Píldoras de heces

El cuerpo humano contiene una gran cantidad de microbios, millones de organismos con los que compartimos espacio llamados colectivamente “microbioma”. Estos juegan un papel clave en numerosas funciones fisiológicas de nuestro cuerpo, por lo que tienen una gran influencia en nuestro estado de salud. Su estudio es uno de los campos más activos de la biología actual y los científicos apenas están comenzando a rascar la superficie al descubrir las complicadas relaciones que el microbioma de nuestro intestino tiene en ciertas enfermedades del aparato digestivo (por ejemplo la enfermedad de Crohn o el síndrome de colon irritable) como de otras aparentemente no relacionadas como la obesidad o la diabetes.

Es posible tratar estas enfermedades a través de un trasplante de heces.
El procedimiento nada tiene que ver con un trasplante al uso. Todo es mucho más rápido y sencillo. Una vez que han sido purificadas y mezcladas con leche o con suero, las heces del donante se introducen a través del colon, mediante colonoscopia, o por la nariz, con ayuda de una sonda nasogástrica común.
"Lo que se consigue es repoblar con las bacterias buenas de los excrementos donados el intestino dañado del paciente", explica el galeno Pajares. Como abonar la tierra estéril de huerto. "
El entusiasmo por los resultados en Estados Unidos, pionero en trasplantes fecales, ya ha dado lugar al nacimiento del primer banco de cacas del mundo, en Boston.
“Tenemos más de 130 muestras y listas para usar", en palabras de Mark Smith, quien tras licenciarse en Microbiología en el Instituto Tecnológico de Massachusetts ha montado OpenBiome, donde las heces, mezcladas con glicerol para que no se estropeen, se almacenan en frío. A cambio los donantes reciben 40 dólares (31,6 euros) por deposición
 El otro reto es obtener excrementos libres de virus, entre 5.000 y 50.000 en una sola deposición, y que únicamente se queden lasbacterias capaces de regenerar por completo la flora del intestino destruida. "El resto, aunque suene mal y dé reparo, no tiene mayor complicación...", concluye el médico Guarner.
Fuentes: El País y El Mundo (editado).

No hay comentarios:

Publicar un comentario